Sobre mi

Me llamo Jeffrey Varela.  Soy psicólogo y padezco Hemofiila A grave con inhibidores. Lo que cuento en este blog, lo hago desde mi experiencia profesional como psicoterapeuta y como alguien que ha padecido una enfermedad crónica desde mi nacimiento. 

Atravesar la vida con enfermedad crónica.

Mi vida ha sido una constante entre momentos buenos y malos que han dejado una huella en mi manera de entender la vida como un estado compuesto, ausente de pureza, en el que dolor y alegría van muchas veces unidas de la mano. Aceptar esto me ha resultado muy útil para convivir con la enfermedad.

El amor, la alegría, el disfrute y la belleza se han entremezclado con las dificultades que me he encontrado al convivir con mi enfermedad: no entender cuando era muy pequeño por qué era hemofílico; el dolor físico a corta edad  (actualmente crónico en algunas articulaciones); introducir un tratamiento nuevo a la vida diaria y sus efectos secundarios; la discapacidad y la pérdida de facultades físicas; el sentimiento de invalidez en algunos momentos; la alteración de mi imagen corporal; la vergüenza de la desfiguración; los periodos de la exacerbación de los síntomas y la frustración de la vida diaria; el miedo a la muerte; el fallecimiento de iguales; la incertidumbre y la ansiedad de la imprevisibilidad de los síntomas; la indefensión y la depresión; la soledad; los efectos de la enfermedad sobre mi familia; el sentimiento de culpa por afectar las vidas de los demás con las propias dolencias; como comunicar a una nueva pareja mi enfermedad; la dificultad para salir del rol de paciente-enfermo y sus implicaciones familiares, sociales y laborales; los efectos a nivel escolar cuando era un niño, y muchas más que ya te iré contando más adelante.  

A través de la hemofilia se experimentan dificultades que necesitan superarse y así lo hago. Aunque me encuentro con mis fortalezas y capacidades, estas experiencias, también me acercan a sentir mi vulnerabilidad como persona. Dar cabida a ésta última ha sido y es muy importante porque atravesar lo incómodo, el dolor, el sufrimiento contribuye a que me vuelva a enganchar a la vida y me permite saborear los buenos momentos que la vida también tiene. En definitiva, me ayuda a reducir el impacto de la enfermedad en mi vida diaria.

Superación y vulnerabilidad son el caldo de cultivo que sustenta este blog y que conformará la base de lo que podrás encontrar en las publicaciones que iré compartiendo contigo desde la experiencia personal de ser hemofílico y desde mi ámbito profesional como psicoterapeuta.