La odisea para ponerme un calcetín con dolor en Hemofilia

De camino a la cocina para preparar el biberón de Mateo, voy sujetándome por las paredes para no caerme. Son las seis de la mañana y mi primera incursión en el día la hago con un dolor que está localizado en la cadera. 

Un poco más tarde, después del desayuno y la ducha, toca vestirse. Este acto cotidiano cada vez me resulta más difícil. Hoy, por ejemplo, siento mucho dolor al introducir la pierna derecha dentro del camal del pantalón, pero mi mayor pesadilla es cuando llega la hora del calcetín. Si alguien me viera pensaría que estoy en concurso de la tv intentando superar alguna prueba. Me agacho. ¡Ay! ¡Qué dolor! He llegado un poco más allá de la mitad del gemelo. Hoy no me siento capaz de todo. Paula y Mateo están de camino a la guardería. ¡Qué alguien me ayude con el maldito calcetín! Aparece la rabia porque no quiero sentir este dolor y no me apetece verme limitado. 

Introduzco el pie derecho en la zapatilla atada, estando de pie y sin agacharme. He decidido salir sin calcetines. Mucha gente lo hace pero en esta época del año no quiero pasar frío por ir vestido con un cierto look que no me apetece llevar.  Estoy sudando aunque hace frío. Mi respiración está entrecortada y mi cara parece la del Fary comiendo un limón. Mientras, me voy diciendo “¿Cómo vas a afrontar el día así?. “Vaya vida ésta, empezar así ya de buena mañana. ¿Vas a ser capaz de trabajar así?”. El dolor corporal produce un ruido mental, que es necesario cuidar. 

Como cuentan en Estrés y dolor crónico, publicado en la web de Tuvidasindolor, “el dolor produce estrés y el estrés incrementa el dolor, dándose así una situación imposible de resolver si no se afrontan los dos problemas”. Y el mismo texto añade “el dolor provoca que nuestros músculos estén en tensión, en ocasiones nos genera tanto malestar que incrementa la tasa cardiaca, provoca angustia, rabia… y todas estas respuestas las encontramos igualmente como consecuencia del estrés”. 

Leo, autora del blog El dolor sí tiene nombre, en su post “Dolor crónico y estrés” explica muy bien este círculo vicioso que se produce entre ambos. De esta entrada tomo prestada esta imagen que ella comparte. 

Me pregunto cómo he llegado a no poder realizar algo tan cotidiano como ponerme un calcetín. Conozco la respuesta pero me la tengo que volver a contar. Los repetidos hemartros, síntoma típico de la Hemofilia, a lo largo de la vida producen artropatía, dolor y falta de movilidad. 

Es cierto que la fisioterapia, la piscina, yoga, pilates, estiramientos, la salud emocional, la alimentación, mejoran la movilidad y el dolor pero cuando la articulación está tan dañada es como estar en una lucha contra el paso del tiempo que es imposible ganar. 
En esta imagen que comparto más abajo se puede ver cómo está mi cadera derecha (la del calcetín). En la imagen la verás a la izquierda. La resonancia es de 2010 y como se puede observar en la flecha fucsia, en aquel entonces, ya no había espacio articular. En la cadera izquierda, que verás a la derecha de la foto, la que señala la flecha turquesa hay un pequeño espacio que indica que todo está bien. 

Vuelvo a pensar que esta odisea con la que tengo que lidiar cada mañana, tiene que acabar. Como otras veces, encontré un empujón en el apoyo entre iguales. En mi encuentro en Madrid con Leonor, @leo_veritas en twitter, hablamos de mi dificultad y me sugirió el sock slider. A los dos días ya lo tenía en casa. Es curioso, porque previo a esto, estuve mucho tiempo pensando que seguramente habría algún artilugio que me podría facilitar la acción de ponerme un calcetín, pero no me había decidido a mirar. Como profesional de la psicología y como persona con una enfermedad crónica se que buscar apoyo es importante pero también, es evidenciar que existe un problema y a veces simplemente no apetece o porque lleva un tiempo asimilar la nueva situación. 

Aunque el sock slider me ha facilitado la vida, he decidido seguir intentando ponerme el calcetín en otro momento del día, cuando estoy haciendo mis ejercicios que es un momento de calma. Si dejo de hacerlo, el cuerpo se deteriorará aún más, como las casas deshabitadas que no pueden cumplir su función de acoger y cobijar a las personas.

Mientras escribo estas palabras me doy cuenta que es casi la hora de ir a la esteticien del barrio para cortarme las uñas de los pies. Se han puesto muy duras y más que unas tijeras de cortar necesitan unas de podar. Paula, por un problema en las manos, tampoco me puede ayudar. 

Ya se que es una tontería, pero cada vez que llego a la esteticista me encuentro con la vergüenza. Me siento casi como cuando era joven e iba a comprar los preservativos a la farmacia conocida del barrio. Siempre espero encontrarme con algún tío que me sirva para no sentirme como un bicho raro pero no he visto ninguno en este año que llevo yendo. 

Yann es muy simpática y a veces bromea diciéndome si además de cortar, me las quiero pintar. El agua caliente que sirve para ablandarlas es agradable y mientras escucho las conversaciones de las personas del barrio, me evado pensando en que ya no recuerdo lo que es no sentir dolor. 

3 comentarios sobre “La odisea para ponerme un calcetín con dolor en Hemofilia

  1. Estoy contigo no debes dejar de intentarlo, pues lo que no se usa se termina atrofiando aún más.

    Lo mismo lo has hecho ya, pero puedes probar a tumbarte en la cama boca arriba, doblar las rodillas, con el brazo estirado acercar el calcetín al pie por el lateral, meter el pie aguantando el calcetín con la mano (cuesta) y terminar de ponértelo estirando la pierna. No queda perfecto, se tarda un rato, pero mejor que sin calcetines, aunque ya tienes el aparato😉. Mucha fuerza y paciencia 😘🍏

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s